Ludomanistudier er et ressourcested for de gymnasiale uddannelser. Her kan lærere og elever finde inspiration, faglige vinkler og materialer til studieemnet ludomani. © 2013.

12 remedios caseros para el síndrome del intestino irritable

Opgavebeskrivelse

Las enfermedades del tracto digestivo son demasiado comunes para ser ignoradas como poco importantes. Uno de los problemas más comunes y molestos del tracto digestivo es el síndrome del intestino irritable.

El síndrome del intestino irritable afecta el tracto gastrointestinal y causa mucho dolor, malestar, gases, diarrea e hinchazón. Es un gran alivio saber que el síndrome del intestino irritable no causa ningún daño al colon ni a otros órganos digestivos. Es solo la vergüenza lo que causa mucha angustia al paciente.

Los síntomas del síndrome del intestino irritable pueden variar mucho. Para algunos hay brechas largas cuando no experimentan ningún síntoma y para otros hay brotes que son repentinos y sin la presencia de ningún estimulante. Lamentablemente, el IBS no tiene cura, pero un cambio en la dieta puede facilitar el alivio y controlar los síntomas. Se sabe que ciertos alimentos agravan el síndrome del intestino irritable.

Si bien los casos leves del síndrome del intestino irritable casi pasan desapercibidos, los brotes importantes y los casos graves pueden ser muy vergonzosos y muy incapacitantes. Cuando tiene síntomas del síndrome del intestino irritable, la única forma de confirmar que se trata de síndrome del intestino irritable es descartando otros trastornos digestivos mediante varias pruebas.

Si sufre de síndrome del intestino irritable, aquí hay algunos remedios caseros extraidos del sitio web https://adiosintestinoirritable.bonocb.com que puede probar para obtener un gran alivio.

Remedios caseros para el síndrome del intestino irritable

1. Los suplementos de aceite de menta pueden controlar el síndrome del intestino irritable

Para el caso severo de IBS, ¡cualquier cosa que ofrezca cierto control proporciona un gran alivio! El aceite de menta, afortunadamente, puede ofrecer un gran consuelo. Tomar suplementos de aceite de menta dos veces al día entre las comidas evitará la flatulencia y también el dolor asociado con el síndrome del intestino irritable. También puede tomar té de menta después de las comidas para mejorar la digestión. Sin embargo, si sufre de reflujo ácido, evite consumir té de menta.

2. Importancia de los probióticos en el tratamiento del síndrome del intestino irritable

Los probióticos, como sabemos, pueden estimular el crecimiento de bacterias buenas en el estómago, reduciendo así la presencia de bacterias nocivas y facilitando la digestión adecuada de los alimentos. Para quienes padecen síndrome del intestino irritable, es una buena práctica tomar yogur todos los días para prevenir la indigestión y los síntomas asociados.

3. Jugo de aloe vera para el síndrome del intestino irritable

Tomar un cuarto de taza de jugo de aloe vera puede ser muy beneficioso para los pacientes que padecen el síndrome del intestino irritable. El aloe vera, que es un agente curativo, ayudará a curar el tracto digestivo y también lo calmará para brindar un gran alivio a los que padecen síndrome del intestino irritable.

4. Tome raíz de genciana para el síndrome del intestino irritable

La raíz de genciana debe tomarse antes de la comida para que la digestión se lleve a cabo bien, previniendo los ataques de síndrome del intestino irritable. Para obtener los mejores resultados, consuma 300 mg de raíz de genciana al menos 15 minutos antes de comer.

5. Aumente la fibra para tratar el estreñimiento debido al síndrome del intestino irritable

El estreñimiento es un síntoma común asociado con el intestino irritable. Para regular la libre evacuación intestinal, debe asegurarse de que se incluya una dieta diaria de frutas, cereales integrales y verduras. Sin embargo, asegúrese de que la fibra se introduzca lentamente para evitar brotes de IBS.

6. Beba agua para prevenir el síndrome del intestino irritable

Beber mucha agua es una forma de controlar el estreñimiento. El agua mantendrá el cuerpo bien hidratado y asegurará que las heces estén lo suficientemente sueltas como para evitar que ejerza presión y cause dolor. Beba al menos 2 litros de agua para mantener los intestinos sueltos y el cuerpo hidratado.

7. Una vida sin estrés para prevenir el síndrome del intestino irritable

El estrés es un factor importante que puede agravar los síntomas del síndrome del intestino irritable. Por lo tanto, una vida libre de estrés es muy esencial para tratar el problema. Para prevenir el estrés y la ansiedad, puede practicar yoga, meditación, ejercicio o participar en alguna actividad desestresante como escuchar música, dedicar tiempo a algunos pasatiempos, etc.También se pueden usar medicamentos a base de hierbas que pueden mejorar el estado de ánimo, como infusiones de manzanilla y menta. para controlar el estrés.

8. El control de la dieta es importante para el síndrome del intestino irritable

Es muy importante identificar los alimentos que pueden agravar el síndrome del intestino irritable y, por regla general, mantenerlos alejados. Los alimentos con alto contenido de grasa, las bebidas carbonatadas y con cafeína, las bebidas y los chocolates pertenecen a la lista de alimentos que pueden desencadenar el síndrome del intestino irritable. También se sabe que los productos lácteos empeoran los síntomas y, por lo tanto, deben evitarse tanto como sea posible.

9. Importancia de evitar comidas más abundantes para prevenir el síndrome del intestino irritable

Las comidas más abundantes supondrán el riesgo de tardar más en digerir y crearán síntomas como dolor en el abdomen y heces blandas. Las comidas más pequeñas son más fáciles de digerir y, por lo tanto, debe dividir sus comidas en 5 o seis sesiones en lugar de 3 comidas sólidas al día. Esto ayudará a controlar los síntomas en gran medida.

10. Ajo para tratar el síndrome del intestino irritable

El ajo ayuda a limpiar el sistema digestivo al eliminar los parásitos y la mucosa del colon. También previene la formación de gas. Agregue ajo en su dieta o tome 3-4 dientes de ajo todos los días para prevenir infecciones del estómago y también para controlar los síntomas del síndrome del intestino irritable.

11. Hinojo, una hierba sabrosa que puede tratar el síndrome del intestino irritable

Una excelente opción de tratamiento para los niños que padecen el síndrome del intestino irritable. El hinojo es capaz de aliviar los malestares estomacales y también ayuda a la digestión. El hinojo se puede administrar de manera segura a niños y bebés para tratar la indigestión y otras dolencias estomacales.

12. Tés de hierbas para tratar el síndrome del intestino irritable

Los tés de hierbas tienen maravillosos beneficios que tienen un efecto calmante y relajante en el cuerpo. El té de manzanilla y menta se puede tomar con frecuencia para prevenir los ataques de síndrome del intestino irritable que están relacionados con el estrés. Tome una cucharada de manzanilla o menta y déjela reposar en dos tazas de agua durante 15 minutos. Asegúrate de mantener la tapa tapada para evitar que se escape el aroma. El té se puede preparar agregando estas dos hierbas para un efecto duradero.

Para el síndrome del intestino irritable que está relacionado con la indigestión, los malvaviscos son buenos. Una cucharada de malvaviscos debe hervirse con agua durante unos 40 minutos y consumirse todos los días. Esto evitará los trastornos digestivos y el IBS resultante.